Curso de Tarot de Marsella
MÉTODO Y CONSEJOS
Imprimir Enviar Añadir a Favoritos Aumentar Texto Reducir Texto

 

Para poder realizar una tirada del tarot debemos tener presentes otros elementos como por ejemplo el lugar donde se llevará a cabo. Para ello es aconsejable que se busque un lugar tranquilo, un rincón de casa donde haya serenidad.

Es importante la concentración en las preguntas cuyas respuestas estás buscando, en el consultante y en el tema a tratar.

Siempre que se realice una tirada sobre otra persona es muy importante saber sus nombres y apellidos. Incluso para que haya una mejor conexión es aconsejable, escribir su nombre y apellido en un papel en blanco y efectuar la tirada encima de éste. De este modo las respuestas llegarán con más claridad.

Si la consulta la haces para una persona que está lejos es conveniente que ésta la haga por teléfono o por carta, y que en el momento de realizar la tirada se esté muy concentrado en esa persona, o en la ciudad o lugar donde vive, ya que si lo visualizamos será más fácil llegar a la respuesta.

A la hora de contestar no se debe experimentar ni miedo ni dudas, se debe contestar de un modo sereno y sin perder nunca la concentración.

 

Consejos

El ambiente donde se efectuará la consulta también es otro de los aspectos a tener en cuenta. Debemos contar con un espacio tranquilo. Podemos recurrir a ciertos trucos para propiciar una buena atmosfera, como atenuar las luces para crear una cierta penumbra o quemar incienso, el cual atribuirá un clima místico o incluso usar música que nos conduzca a un estado más espiritual.

En cuanto a la vestimenta, no debemos dejarnos llevar por tópicos, donde se usan turbantes y túnicas de colores llamativos. Al contrario, para ejercer la verdadera cartomancia es preciso hallarse vestido de una manera convencional, sin colores demasiado vivos.

El trato con el consultante debe ser amable y claro, no debemos usar expresiones que no se entiendan o demasiado técnicas.

También es recomendable que antes de iniciar la sesión se entable una pequeña conversación con el consultante, donde se le puedan ciertas preguntas respecto a su edad, estado civil, ocupación o lugar de residencia. De este modo se establece una relación más estrecha que puede ayudar en la adivinación.

Siempre se debe mantener una actitud discreta y positiva, ya que en muchos casos habrán de comunicarse noticias negativas. En estos casos, hay que limitarse a ofrecer al consultante las opciones que se presentan para que pueda disminuir los efectos que muestra la tirada.

 

 

 

 

Compartir:
Blinklist Barrapunto Fresqui Delicious Meneame Digg Twitter Facebook
 

Todavía no conoces tu horóscopo según...